Patricia Laele Piercing
Buscar
Blog

Piercing en la oreja: tipos de piercing, materiales y riesgos

Hoy te cuento qué posibilidades ofrecen tus orejas, qué materiales de piercing son los más recomendables, cómo curarlos y los riesgos que conlleva hacerlo en este lugar de tu cuerpo. Toda una guía para que respires tranquilo y te decidas a dar el paso hacia el mundo de los piercings lovers.

Tipos de piercing en la oreja 

Tipos de piercing en la oreja

Antes de nada, déjame que te desvele la amplia variedad de piercings que presentan tus orejas, para que así te atrevas con la opción que más te apetezca. ¡Empezamos!  ? 

Tragus 

Es uno de los piercings de oreja más populares, pero también de los que más tarda en sanar completamente (unos 6 meses aproximadamente, aunque depende de cómo lo cuides).  

Se sitúa en el cartílago pequeño y ovalado que protege el canal auditivo. Aunque es uno de los trozos de cartílago más gruesos de la oreja, no significa que duela más, pues posee muy pocas terminaciones nerviosas. La cura ya es otra cosa, pero tranquilo, al final del post te explico cómo curar y cuidar tus piercings de manera correcta. 

La joya de primera puesta siempre será un labret (barra recta con terminación en chapa), para facilitar el espacio de inflamación y cura, pero una vez recuperado podrás colocar un aro bonito.  

Hélix 

También es uno de los favoritos, pues da un toque diferente a tu aspecto sin ser excesivamente radical.  

Está colocado en la parte alta del cartílago de la oreja, siempre por la parte externa. Permite realizar varias perforaciones que adornar con aritos y combinar con un pendiente bonito.  

Este sí es un pendiente algo doloroso y, debido a su localización, requiere de mayores cuidados, pero que no cunda el pánico, nada fuera de lo normal.  

Flat 

Es un piercing que se ha puesto de moda últimamente. Se localiza en la parte plana del cartílago, debajo del borde superior de la oreja (Hélix). 

Suele doler y tardar en curar más que otros piercings, por lo que, si tu umbral del dolor es bajo, piensa mejor en otras opciones. 

Conch 

El piercing de conch, también llamado de concha, se encuentra en el cartílago interior de la oreja, y se llama así por la forma de concha que presenta. Si bien es cierto que es una perforación un poco más molesta que otras, muchos se decantan por este tipo de piercing porque ofrece muchas variedades de joya, tamaños, diseños y estilos. 

Su tiempo de curación aproximado es de entre uno y seis meses, por lo que te recomiendo que elijas una joya que te guste y sea de calidad, ya que no podrás cambiarla por otra hasta que no esté 100% recuperado. 

Lóbulo 

Es el más frecuente y conocido por todos. En muchas ocasiones nos lo hacen cuando somos aún bebés, pero nunca es tarde para animarse. 

Su cicatrización es sencilla, en un par de meses ya está listo. Su sencillez permite que lo combines con multitud de piercings, ya sean en el mismo lóbulo o en diferentes partes de tu oreja. Además, existen diseños para todos los gustos en los que varían la forma, el color, tamaño y material, ¡seguro que encuentras el que mejor se adapta a ti! 

Daith 

Si eres de las personas que suelen tener dolores de cabeza o migraña a menudo, este piercing es el tuyo. Se le conoce como uno de los métodos para aliviar dolores de cabeza, ya que el lugar donde se localiza (pliegue que protege la entrada al oído) es un punto de acupuntura que se usa para aliviar estos dolores, así como la sensibilidad a la luz y al sonido. Aunque sus beneficios son de peso, también es una zona crítica y requiere de una limpieza más exhaustiva.  

La perforación en sí no es dolorosa, pero su manipulación para conseguir realizar el agujero puede ser algo molesta. Su periodo de cicatrización está en torno a los seis y nueve meses. Se recomienda empezar con barras semicurvas-bananas para facilitar las curas y mantener buena higiene en la zona. Como en las anteriores, una vez que cicatrice, podrás cambiar a un aro o diseño cerrado con la forma que desees. 

Snug 

Este piercing se realiza a media altura de la oreja y es de los menos frecuentes de ver. Se asemeja bastante al conch, por lo que se puede llegar a confundir. Como el cartílago que atraviesa es más grueso, el aro que se utiliza suele ser de mayor diámetro que en otras zonas. 

Rook 

En esta ocasión, este piercing lo encontramos en el interior de la oreja, encima del daith. Para esta perforación se recomienda utilizar un piercing de pequeño tamaño, ya que su ubicación no deja mucho margen y puede llegar a ser molesto. 

Forward Helix 

Se realiza en el cartílago superior externo, lo más cerca de la sien. El grado de dolor depende de cada persona. Hay que ser algo hábil para colocar el piercing debido al lugar en el que se encuentra.  

Este piercing tarda entre tres y nueve meses en curar por completo. Por ello, es importante elegir una joya sencilla con la que aguantar hasta poder hacer el cambio. 

El tipo de joyería que se usa son los aros, así como pequeñas piezas de metal en las que destacar una parte concreta. 

¿Qué materiales usar en los piercings de la oreja? 

Vamos a otra de las claves de este post: ¿qué material escojo para mis piercings? Pues te cuento: no vale cualquier material para tu oreja, elige siempre materiales de calidad. En nuestra web puedes consultar nuestros piercing para la oreja. Todos ellos han sido escogidos con mucho mimo, pensando en los mejores materiales para tu piel. 

Los materiales más usados normalmente son el titanio y el acero quirúrgico. El titanio permite una curación más rápida de las heridas, ya que es menos invasivo para nuestro cuerpo. Además, pesa menos que el acero quirúrgico (316L), uno de los materiales más usados. 

También tienes la plata y el oro. La plata no es muy recomendable, ya que el riesgo que presenta de infección es mayor, retrasa la cicatrización y tiende a ennegrecerse con el paso del tiempo. El oro posee mejor calidad, pero es un material más caro. 

¿Cómo curar los piercings en la oreja? 

Cómo curar los piercings en la oreja 

¡No te pierdas detalle! Aquí va la clave del éxito de tus piercings: su cuidado. Es la base de todo, si no desinfectas la zona bien después de la perforación, de nada sirve gastar tu dinero en piercings. 

  1. Antes de comenzar la limpieza, lávate bien las manos antes de tocar tus orejas. Si lo deseas puedes utilizar guantes, aunque no es necesario. 
  1. Limpia tu piercing tres veces al día con agua y jabón neutro. También puedes usar suero fisiológico y una gasa estéril, pero la curación perfecta es con agua salina.  
  1. Mantenlo seco. Es muy importante secarlo bien después del contacto con el agua, ya que la humedad impide la cicatrización de tus pendientes. Por ello, coge una gasa y arrástrala por debajo del pendiente para evitar que quede húmeda la zona. 
  1. Evita tocarlo, moverlo, o apoyarte en él. Para dormir puedes utilizar una almohada de viaje para mantener tu piercing al aire. 

Riesgos de los piercings en la oreja 

Los riesgos de los piercings en la oreja, hoy en día, son mínimos. Eso sí, siempre has de hacerlos en centros especializados y acreditados que cumplan con las medidas de seguridad e higiene. 

Si bien es cierto que la perforación con pistola suele ser más económica, déjame decirte que lo barato sale caro: 

  • El riesgo de infección es alto, ya que no permiten una desinfección completa del aparato, lo que puede provocar desde una reacción alérgica hasta la transmisión de enfermedades graves. 
  • La perforación que ofrecen es estándar, por lo que no se adaptará al 100% al tamaño y forma de tu lóbulo. 
  • El procedimiento es brusco y poco cuidadoso con tu oreja. 
  • El material de los pendientes no es el adecuado.  

Por lo tanto, lo más recomendable es la perforación con agujas. En Patricia Laele, además podrás realizar tus perforaciones con la técnica freehand, que no usa pinzas, lo que permite que sea más rápido y menos doloroso.  

Inspírate y consulta nuestros piercing para la oreja y, si te decides, solicita tu cita, y ¡a presumir de orejas! ? 

Filtros

Categoría
Categoría
Fabricante
Fabricante
Precio
Precio - slider
517
Ir al contenido